miércoles, 2 de abril de 2014

Contoles de velocidad de la D.G.T.

      A mayor velocidad, tenémos más posibililidad de tener un accidente y la gravedad del mismo será también mayor.
      Nunca me ha gustado correr mucho conduciendo. Recordando mis muchos años de conductor, me vienen a la mente las varias ocasiones en las que, por culpa de los demás conductores o peatones, he podido sufrir un grave accidente de tráfico y que, gracias a Dios no se produjo. Digo gracias a Dios, porque, es lo que solemos decir en estos casos, pero...yo creo que fué también gracias a mi, por conducir con la máxima atención y a la velocidad adecuada para poder evitarlos. Saludos 
     
 Abrir enlace
http://www.marcamotor.com/2014/03/31/noticias/1396257014.html